sábado, 3 de diciembre de 2011

ÓRDENES RELIGIOSAS


Las órdenes religiosas han ocupado un lugar muy importante en los acontecimientos históricos. Es por eso que he decidido publicar periódicamente información del papel que realizaron las diferentes órdenes católicas. 


En la tradición cristiana las órdenes religiosas son asociaciones de hombres o mujeres que buscan llevar una vida de oración y prácticas piadosas y que a menudo se dedican a formas específicas de servicio. Sus miembros se comprometen, por lo general públicamente o a veces en privado, a llevar una vida dedicada con votos de pobreza, castidad y obediencia. En la Iglesia Católica estas asociaciones son de varios tipos. Estrictamente definidas, las órdenes religiosas incluyen órdenes monásticas (de los cuales la mayor es la Benedictina); Órdenes mendicantes o frailes (como franciscanos o dominicos), y Canónigos ordinarios o regulares (sacerdotes que viven en una comunidad ligada a una iglesia específica). Todos hacen votos solemnes y dicen los oficios en coro, y generalmente se originaron en la Edad Media.

Las órdenes religiosas siguen algunas de las reglas establecidas para regular la vida en comunidad dentro de los monasterios o conventos. Algunas órdenes observan la Regla de San Benito que se centró en el trabajo y oración dentro del monasterio, generalmente a las comunidades que siguen esta se les llama de vida contemplativa. Otra gran mayoría sigue la Regla de San Agustín (la más antigua de occidente), esta también regula las horas canónicas, las obligaciones de los monjes, el tema de la moral y los distintos aspectos de la vida en comunidad, pero no limita las labores al monasterio. La Regla de San Basilio es usada en menor cantidad de órdenes y sobre todo en las comunidades monásticas de las Iglesias Católicas de Oriente y de la Iglesia Ortodoxa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada